Alfonso Reyes, Escritos a la muerte de mi padre, El Colegio de México, 2014.

Escritos a la muerte de mi padre reúne los principales textos de Alfonso Reyes sobre la muerte de su padre, el general Bernardo Reyes, influyente porfirista, fallecido al iniciar el cuartelazo de febrero de 1913 contra el presidente Madero.

En la línea a contracorriente que inició en el siglo XV el poeta español Jorge Manrique con sus célebres Coplas por la muerte de su padre, quien toma distancia del cánon vigente de la época, “el amor cortés”, y lejos dedicar su obra a la mujer amada o idealizada, lleva a cabo una elegía funeraria de la figura paterna, también un reconocido noble y militar perteneciente a la Orden de Santiago, donde se ensalzan linaje y nobleza del guerrero.

Escritura de un signo funesto, Escritos a la muerte de mi padre es plegaria y evocación; el pesar de la pérdida y el ánimo de la venganza se diluyen en cierta romantización del padre, una idealización que lo vuelve héroe de mil batallas, poderoso justo.

Las ilustraciones (xilografías con aplicaciones en hoja de oro) de Emiliano Gironella que acompañan esta edición que conmemora los 125 años del nacimiento de Alfonso Reyes, refuerzan, trazo a trazo, gracias a una saturación de líneas visualmente opresivas, el sentimiento de esos “días aciagos”, casi irrespirables, “la violenta irrupción de la metralla en la vida”.