Sol y sombra, exposición de Emiliano Gironella Parra celebrando los 50 años de la Plaza México. Introducción de Alí Chumacero.

Al hablar de la exposición Sol y sombra, Alí Chumacero compara y establece semejanzas entre las artes de la pintura y el toreo: color y movimiento, luces y sombras, desplazamientos de la mano que dispone las distancias, los espacios, las relaciones para crear el ambiente, la circunstancia que haga brotar la emoción.

Constante en su afición taurina, Emiliano Gironella Parra logra expresar en este trabajo, y por consiguiente transmitir a quien lo observa, la impresión que produce en su ánimo el riesgo y la incertidumbre, la valentía y la intrepidez, pero también la belleza de los pases, los derechazos, los cuerpos de líneas clásicas que se enfrentan, uno con su bravura de animal, el otro con su bravura de hombre, a la muerte.

Cuarenta y un obras constituyeron la exposición Sol y sombra, presentada en el Museo de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público en 1997, Ciudad de México. Distintas técnicas y materiales utilizó Emiliano Gironella: monotipo, encáustica, mixta, gouache, temple y óleo sobre pape y tela; temple y oro de 22 quilates sobre madera, así como el bronce en sus relieves y esculturas.